Amigas

By 6:21 ,



No entendía por qué Jen me citaba en un café al otro lado de la ciudad. Desde su reciente divorcio, actuaba de manera extraña. O quizá no, seguramente actuaba como debía hacerlo, dadas las circunstancias. Toda la vida en pareja y ya no recordaba cómo se suponía que debía comportarse una mujer soltera. Una mujer soltera de más de cincuenta. Una mujer libre, pero con millones de responsabilidades. Hijos, padres mayores, trabajo, casa… Y un sentimiento nuevo que le ardía en su interior empujando cada vez más. Un sentimiento de rebeldía, de romper con todo. Unas ganas inmensas de vivir todo lo que había ido apartando por el compromiso matrimonial, ahora fulminado.

Entré en la cafetería y la vi sentada en la mesa del fondo. Conservaba sus maxi gafas. Recién salida de la peluquería, vestida con elegancia, me sonreía con una sonrisa maliciosa.

Querida, ¿te escondes para que no te pidan autógrafos? le dije en tono burlón.
Calla y siéntate. Tengo algo que contarte.
¿Debo preocuparme? masticó la última frase dándome a entender que el chisme era jugoso.
Preocuparte no. Pero como no sé cómo vas a reaccionar, he preferido traerte a un rincón del mundo donde es probable que no nos encontremos a nadie conocido.
Y donde también es muy probable, qué al salir, nos desvalijen a las dos. Todo hay que decirlo. Dos mujeres de mediana edad, mas blancas que la leche y te pones el collar de perlasle dije mientras miraba alrededor.
Son de imitación.
Pero el que te lo arranque del cuello, no tiene por qué saberlocontesté.
Espera, ¿mediana edad? ¿en serio? ¿quieres deprimirme?
Ya no tenemos veinte años. ¿Recuerdas?
¡Calla! No empecemos con las batallitas. Verás, me ha llegado una invitación de boda. La pusieron en el buzón y no tiene sello. Alguien la dejó ahídijo bajando el volumen de la voz y hablando en tono misterioso.
¿Una boda? ¿A nuestra edad? . «¿Quién querría cometer ese acto voluntariamente?»
¡Joder con la edad! ¡Me estás cabreando!
Y ¿no será para tu hijo? pregunté.
No, es para mí. Para nosotras en realidad.
¿Para nosotras? Yo no he recibido nadaContesté. Empezaba a intrigarme.
No, pero si decido ir, tú tienes que venir conmigosentenció.
¿Quieres decirme de una vez quién se casa?
Voy a hacer algo mejor, toma.

Me dio un sobre blanco, al abrirlo apareció una invitación de boda con un ribete dorado de lo más hortera.

«Tras años de autoengaño y corazones rotos. Por fin hemos encontrado el camino ansiado hacia la felicidad. Nos harías inmensamente feliz siendo testigo de este enlace que demuestra que nunca es tarde para entregarse al amor verdadero»

El enlace tendrá lugar el próximo sábado en una villa de Los Hamptons («muy bonito todo»), firmaban Paul y Eduard.

«Paul y Eduard» «Paul y Eduard, que bien» «¡Un momento! ¡¡¡Paul y Eduard!!!»

Levanté la vista de la invitación con los ojos que se me iban a salir de las órbitas. Jen me miraba con una sonrisa maléfica, mientras asentía despacio.
¿Esto es una broma tuya? pregunté atónita.
¿De verdad piensas que soy tan perra?
Y ¿en serio te planteas asistir? ¿Vas a hacer acto de presencia en la boda de nuestros exmaridos?

Jen empezó a reírse, tan fuerte que la gente del local empezó a mirarnos. Nuestros exmaridos habían descubierto que entre ellos había algo más que barbacoas los domingos obligados por nosotras. Nuestros ex compartían cama y roces.

¿Serán los dos activos? ¿Quién será el activo o el pasivo? dijo de repente.

Entonces empezamos a reírnos las dos. Pasamos del café, al gin tonic. Y a las batallitas, y entre los recuerdos estaban ahí. Todas las señales que no vimos. Entendimos qué en esas barbacoas, había largos ratos de ausencia que debían utilizar para escabullirse.

Bueno, entonces vamos. ¿No? preguntó Jen, mientras se limpiaba la máscara de pestañas que le resbalaba por la cara de las lágrimas del ataque de risa.
Por supuesto nena, no podemos faltar. Va a ser un evento inolvidabledije mientras el choque de nuestras copas lo corroboraba.

No dejes de leer

4 comentarios

  1. Está muy buena, es casi como la serie de netflix Grace and Frankie, solo que unos 20 años antes. Seria interesante un desarrollo.

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno y divertido. Enhorabuena!!

    ResponderEliminar