Avaricia

By 12:04 ,

                                                                                          weheartit.com

Para todos eran unos simples ojos. Una mirada corriente en un mundo lleno de gente corriente. A simple vista no tenían nada especial. No miraban de forma diferente, ni tenían un color extraordinario. Su peculiaridad residía en el fondo y no en la forma. En la profundidad. En los ojos de los que la mirábamos.

Si tenías el honor de intercambiar unas palabras con ella y la conversación le resultaba interesante, te miraba fijamente, esperando tu reacción. Pues eran pocos candidatos para tal acontecimiento y de las personas elegidas, menos aún descubrían lo que ocultaban sus preciosos e hipnotizantes ojos.

Una vez, tan solo me bastó una vez para mirarla. La pupila se abrió y aparecieron una sucesión de imágenes maravillosas que me llevaron a la época más feliz de mi infancia. Donde mi madre era capaz de reparar todos los males del universo, los días eran eternos mientras buscábamos mirlos por el bosque.

Cuando volví a mirarla quise poseerla, quedarme para siempre con su don. Ser el único capaz de disfrutarlo. Mi avaricia la asustó, pues salió corriendo y no he vuelto a verla.

Cada noche me asaltan sus ojos en sueños, para recordarme que no puedo tenerlos.
Ni a ellos, ni a esa dulce chica que con su mirada me conquistó.

No dejes de leer

0 comentarios