Pequeños tesoros

By 8:59 ,

                                                                          Cementerio Inglés de Málaga. España.

Cuenta la leyenda que, si visitas el cementerio la noche de difuntos y permaneces en silencio, en ese silencio que llaman sepulcral porque ni respirar debes, y además eres capaz de mantenerte inmóvil, ellas saldrán.  Pero ni un musculo has de mover o te oirán.  Y si te oyen puede suceder dos cosas; que no salgan o que se enfaden por molestarlas y te lleven, no regresando jamás.

Cuenta el que tuvo el valor de ir y la suerte de volver, que ellas velan pequeños cuerpos fallecidos en otros tiempos. Crueles y dolorosos tiempos en los que las purulentas fiebres se llevaban inocentes almas, dejando en su lugar las inertes masas de los que ya no habitan en este mundo.

Gritaban con desgarro mientras buscaban las conchas por el mar. Conchas que tapaban desnudas sepulturas. Fríos y austeros lugares para descansar por toda la eternidad. Ellas decoraban sus tumbas con los únicos tesoros que poseían.

Cuenta la leyenda que son madres coraje, que vuelven cada noche de difuntos a velar los cuerpos que parieron. Cuerpos que salieron de sus entrañas y que vieron morir a destiempo.

Si crees que tienes el valor de ir, permanece quieto, tendrás la suerte de verlas reír porque ahora están con ellos…

No dejes de leer

2 comentarios

  1. Pues yo no voy a ir, no vaya a ser que me mueva un poquito y las enfade, ay que yuyu! Un besito!

    ResponderEliminar