Cartas olvidadas (Ejercicio de escritura)

By 2:16 ,



Estimado Sr. K,

Lamento profundamente tener que escribirle estas letras. Debo confesarle que sabía antes de abrir la misiva que no iba dirigida hacia mi persona, aun así, me tomé la libertad de abrir el sobre y leer su carta. Algo que no le puedo explicar, me empujó a hacerlo. Y créame si le digo que me siento aliviada por haberlo hecho, a pesar de las circunstancias. Ha sido una suerte que la encontrara yo, recién llegada de pasar unos días en el pueblo, cuidando a la abuela. Me siento tranquila, sabiendo que esta carta no ha llegado a manos indebidas. Pero tengo el corazón compungido, por tener que ser yo quien le dé esta noticia. Usted no me conoce, ni yo le conozco a usted, pero sí sé de su existencia. Sé que la carta iba dirigida a mi amiga y vecina. Señor K, por errores del destino, se confundió usted de buzón. Y ese simple gesto, tan casual y fortuito, le ha salvado la vida.

No sé cómo transmitirle mi pesar y mi tristeza, pero debo contarle que ayer en la tarde se presentó un grupo de hombres vestidos de gris y se la llevaron. En mi casa, no se habla de otra cosa, mi padre me ha contado que eran policías y que no dejaban de preguntar por usted. No sabemos dónde se la han llevado, pero mi padre dijo que debería usted volver hacia arriba y no regresar jamás. Aquí en Madrid, no se le ha perdido nada y acabará preso, o algo peor. Yo no entiendo mucho de nada, pero he de decirle que mi padre estaba muy serio.

Le dejaré la carta en la pensión, donde sé que a veces reside, pero por favor. No vuelva, o acabará metiéndonos a todos en problemas.
Trate de olvidar, nosotros nos haremos cargo de ella, así lo ha expresado mi padre y así se lo transmito yo.
Sé que la quiere, por su bien y el de ella, desaparezca.

Reciba mi cordial afecto,

S.

Si os gusta escribir, tenéis la oportunidad de participar en este ejercicio y en muchos más, aquí.

No dejes de leer

0 comentarios