Máscaras

By 2:08 ,

Imagen: Flora Borsi.

Ella callaba sus miedos e inseguridades. Sus dudas, sus porqués. Mostraba un semblante, frío y distante que a todos servía. Es bien sabido, que a veces no profundizamos más allá de la piel. Lo que proyectamos se convierte en lo que somos y a pocos importa si lo que proyectamos coincide con lo que realmente sentimos. Jamás olvidaré su rostro…

Ella, miraba al mundo con ojos de cristal. De infinita belleza, pero falsos como su propia dureza. Es por eso, que el día que me crucé en su camino, pude constatar que tras esa mirada de cristal ocultaba el peor de los secretos. Pude sentir su angustia vital. Fue cuestión de segundos, pero no pude evitar, que tras pasar a mi lado y mostrarme su yo real, saltara al vacío. Desesperado me asomé y vi su delicado cuerpo, roto, convertido en un maniquí sin sentido. Investigué quien era. Y todos sus conocidos coincidían en decirme, que jamás observaron algún signo de dolor que anticipara el suceso acontecido.

Desde entonces, trato de observar y traspasar los enmascarados rostros que nos rodean y en la medida de mis posibilidades, aliviar sus pesares.

No dejes de leer

0 comentarios