Depredador

By 9:05 ,

                                                                                                                Ilustración: Kevin Peterson.

Ella era especial y todos lo sabían pero por motivos diferentes. La gente corriente se fijaba en ella por su belleza infinita. Su pelo rubio y esos dulces ojos azules como el mar. Pero ella era más que eso, pues escondía un don. Un poder. Una bendición. Era capaz de dominar a las fieras. Y que bien le vino aquella noche, cuando el depravado del marido de su tía Jen, tuvo la mala idea de entrar en su cuarto, en su mundo. Un silbido bastó para avisarlos. "Ha sido él, ha intentado hacerme algo malo"
Pobre marido de la tía Jen...

No dejes de leer

2 comentarios

  1. Bravo por la rubia de los ojos azules, que este micro relato me supo tan delicioso y placentero, como saborear un cubito de hielo en la mitad del desierto (y me quedé con ganas de más). Por fin, un maldito recibiendo su merecido, abusadores que no valen ni el aire que respiran, solo espero que no se indigesten sus justicieros.

    Pd: Escritora de la blonda cabellera, en verdad me gustan tus obras, no vayas a pensar que te estoy acosando y me terminas enviando a tus fieles mascotas. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja y a mí me gustan tus comentarios. Mucho. Gracias por la visita. Un abrazo!

      Eliminar