La musa (No apto para todos los públicos)

By 9:38 ,

                                                                                                                    Imagen: Richard Tuschman

—Mira que eres rarito querido. Lo normal después de tener sexo es fumar. O en el caso que haya amor, abrazarse. O simplemente quedarse tumbado en la cama y disfrutar del relax que proporciona un buen orgasmo.
—¿Por qué piensas que ha sido bueno?
—Porque hablo de ti y en tu caso sé que ha sido bueno. Conozco perfectamente mis habilidades en la materia, por eso las cobro tan caras y por eso siempre vuelves a buscarme.
—Vuelvo a buscarte porque eres la única que me inspira después de correrme. Lo he probado con otras y no me pasa con ninguna. Tú eres especial, y por eso te pago el doble y ahora calla que me distraes y tengo que seguir escribiendo...

No dejes de leer

2 comentarios

  1. Este relato podría pasar perfectamente por uno de Bukowski. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Wow. Palabras mayores, muchísimas gracias!!

      Eliminar