La dama del bosque

By 6:17 ,

   Imagen: Paula R. Feito.

Desde que te fuiste no he vuelto a ser la misma. Mis sonrisas, mis recuerdos, este destrozado corazón, todo te pertenece. Nunca creí en las leyendas de la aldea, pero las ancianas siempre decían que para borrar las huellas de amores frustrados, había que adentrarse en el nevado bosque, con una venda en los ojos y esperar. Ella nos despojaría de la parte de nosotros que no debe habitar en el alma. De la parte entregada a otro que ya no está.

Jamás creí en las leyendas de las viejas locas que se reúnen en la plaza. Vestidas de negro, te observan, te estudian y saben más de ti, que tú misma.

Pero el dolor era tan intenso, la piel quemaba por no tener tus caricias, la soledad envolvía cada uno de mis pensamientos ¿Qué perdía por intentarlo?

La dama del bosque actúa rápido.  Inspiras, expiras y ya no eres la que fuiste. Estás vacía, preparada para llenarte de nuevo. La dama del bosque es sabia y solo se lleva lo que sobra, es maravillosa, borra el dolor del alma y sana el corazón. Búscala si te hace falta…

No dejes de leer

0 comentarios