Montaje

By 4:59 ,

                                                                                                                 Fotografía: Stanley Kubrick.

Todas las mañanas tengo que montar cada parte de mí, sin instrucciones. A veces no puedo y eres tú quien debe hacerlo. Es entonces cuando mezclas las piezas sin ton ni son: los brazos que pertenecieron a otros brazos aquel día de Mayo por las angostas calles del barrio más romántico de Roma. Las manos que sostuvieron otras manos en aquel pequeño café de Milán. Las piernas que me llevaron por todos los rincones de Londres, detrás de otras piernas que no eran las tuyas...

Me miras, como si fuera tu mejor obra pero yo no me siento yo, me siento perdida en otras vidas. Mal compuesta. Como si ya no perteneciera a ningún lugar o tiempo. No me reconozco, ni allí, ni aquí contigo. Entonces, te acercas, me abrazas, coges las piezas mal ensambladas y les das sentido...

No dejes de leer

2 comentarios