Loca de amor

By 5:53 ,

                                                                                                                    Pintura de Alice Wellinger.

Cada San Valentín me regalabas una preciosa flor, cultivada con amor en el invernadero que ambos construimos. Trescientos sesenta y cinco días de cuidados, riegos, podas y abonos que culminaban el catorce de febrero, cuando la rosa brillaba imponente en el jarrón de la mesa del salón. Solo con mirarla las mejillas se me sonrojaban.

Este año no has podido dármela, ni colocarla en el jarrón. El día que no pueda darte tu rosa, mi amor, será porque habré muerto... Me decías. Creyendo que ese día llegaría a nuestras vidas tras el paso de muchos años. Ambos en los últimos días de nuestra vejez. Pero no cariño, tu camino era más corto de lo que imaginábamos. Y a pesar de que te has ido y tengo el alma destrozada, tu sombra me acompaña cada minuto del día.

Hoy he arrancado una flor por cada año que te tuve conmigo. No pensaba coger ni una más, pero el error ha sido mío. Pues tu voluntad ha trascendido a tu muerte y ahora es tu sombra quien me regala la flor, quien me susurra palabras de ánimo, quien me abraza en la noche y calma mis soledades. Quien me colma de amor.

Y quien quiera entenderlo que lo entienda, y quien no, pues que loca me apode, que yo seguiré amándote a pesar de las opiniones.

No dejes de leer

0 comentarios