Empatía

By 7:22 ,

                                                                                       Imagen: We heart it.

Nada genera más empatía que la debilidad. Mostrar tus debilidades te hace humano, siempre habrá algún desalmado que aproveche tu debilidad para dañarte, pero esa gente tóxica no merece estar ni en estas líneas. Ignorar es lo mejor que puedes hacer al respecto.

Desde hace un tiempo me he vuelto observadora profesional, otros me verán como una cotilla compulsiva, pero si hay algo que me encanta es sentarme en una cafetería sola y escuchar las conversaciones a mi alrededor. Me nutren para los relatos. No me importan los detalles, me importan los gestos. Las falsas seguridades, las caretas que todos llevamos en el día a día. Pero no solo en el bar, en el trabajo, en las redes sociales...

No necesito impresionarme con tu fuerza, o con tu valentía o con tu belleza, si después cuando sales del bar y doblas la esquina, las lágrimas brotan de tus ojos sin consuelo.

No necesito que me hagas un ranking de virtudes, o escuchar que tu hijo es el mejor del mundo o tu marido una bellísima persona. Háblame de ti, de manera honesta. Nadie gana siempre, ni perdemos por sistema. Deja las conclusiones para el resto. Y sobre todo, aprovecha ese momento para pedir ayuda. Para desahogarte, para compartir las penas, que en definitiva, muchas de ellas compartidas se vuelven más pequeñas.

No vivas deseando generar envidia, porque al final generarás lástima, pero cero empatía.

Yo observo, y sé que sufres. Igual que yo. Las dudas me consumen, los miedos también planean. Cada día sonrío y no te lo cuento. Hay días que me siento querida y otros en los que simplemente me gustaría desaparecer. Cada vez reduzco más mis lazos sociales y tengo un hijo que está en la fase de los pulsos y me gana más de los que me gustaría. Pero algo sí  me ha enseñado la vida, a no juzgar lo auténtico y alejarme de lo no real. Huyo de la gente que tiene un discurso que sus actos no avalan.

Prefiero tus lágrimas de verdad, que tu risa forzada. No quiero gente con caretas, y sobre todo no me gusta la gente que se cree mejor que los demás. En este partido, siempre jugamos los mismos. A veces ganamos y otras perdemos. Algunos actos nos diferencian del resto, pero eso no nos convierte en seres superiores.

Cuida tu entorno, ama, respeta y sonríe. Lo demás vendrá...

No dejes de leer

2 comentarios

  1. A mí también me gustaría encontrarme personas que no se pierdan en sus ganas de crear la mejor impresión posible. Estoy harto de que la gente se haga la dura y deje a la vista tantas carencias.
    Gran entrada. Mi apoyo en tu "investigación". ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por la visita. Pero sobre todo, por el apoyo. Jajaja. Un abrazo!

      Eliminar