Voces

By 8:48 ,


Hay una voz en mi interior que me insta a apagar la luz. Me recuerda una y otra vez que no hay motivo para tenerla encendida. Que por mucho que quiera, ya no hay nada que hacer. Es una voz aguda y repetitiva que me dice:

"Estás muy cansado, termina ya. Está en tu mano. Apaga la luz, apaga la luz, déjate envolver por las tinieblas y ten tu merecido descanso, por fin. Quédate en paz"

Yo lucho, peleo ferozmente con ella. Intento con mis últimas fuerzas mantener las ganas. Me esfuerzo por mantener vivo el pensamiento y continuar haciendo aquello que me satisface, intentando por todos los medios no dejarme llevar por la derrota que me supone darle la razón a esa incómoda voz interior, que por algún motivo que desconozco suena igual que la molesta voz de mi madre cuando me echa una de sus charlas.

Pero es misión imposible, cuando esa voz empieza a martillearme el cerebro no tengo escapatoria. Tengo que darle la puñetera razón. Cerrar el maravilloso libro que me tiene absorbido entre sus perfectos y armoniosos renglones, el cual me ha atrapado con su genial argumento. Levantarme mientras siento que el agotamiento vence y apagar... ¡la maldita luz!

No dejes de leer

0 comentarios