Viaje

By 9:53


Mi mente viaja a los rincones más oscuros de mi pasado. Y lo hace de una manera vil y cobarde, sin consentimiento ni permiso. Es evidente que no le pago el pasaje, pero aun así viaja como polizón y me arrastra con ella a revivir escenas de mi vida que juré olvidar para siempre pero que no consigo borrar del mapa que forman mis experiencias vitales.

Así que lo único que hago es esperar que pase. Regresar al presente, sentarme ante un papel en blanco y escribir para distraerla. Para que no se quede estancada en ese estado de ánimo, para que la tristeza no se sienta cómoda y nos acompañe el resto de día.

Y de esta forma surgen este tipo de textos. No creo que puedan llamarse reflexiones o cuentos. Se llaman “vías de escape” y gracias a ellos mantengo la poca cordura que he conseguido mantener tras los golpes.

Ahora algo de música alegre y positiva. Y a emprender otro viaje, esta vez voluntario, para seguir trazando el mapa. Gracias por leer.

No dejes de leer

0 comentarios