Esclavitud

By 11:07

La esclavitud del siglo en el que vivimos, es sigilosa. No recogemos algodón, pero trabajamos de sol a sol por un jornal que a duras penas nos da para pagar los gastos mensuales. Nos han manipulado y engañado, hasta el punto de convertir el término esclavitud en zona de confort. Un alto porcentaje de personas trabajamos infinidad de horas en algo que no nos gusta, ni nos motiva por un salario irrisorio. Y nos venden la moto de la felicidad que supone tener ese trabajo para poder pagar la propiedad que compramos sobre plano, con su trastero, piscina y garaje. En una promoción gigante, con cientos de vecinos con las mismas ojeras que tú. Trabajando ambos en la pareja, dejando a los hijos al alba y recogiéndolos a última hora de la tarde. Deseando que llegue el fin de semana, con el único plan de pasear por el centro comercial y comer en la hamburguesería de turno, que es para lo único que llega.

La televisión, la consola, la tableta y el smartphone financiados. Los intereses te van comiendo poco a poco el riñón sin que te des ni cuenta. Suplicando cada día por no perder ese magnífico trabajo con su magnífico estatus. Sin tiempo para vivir. Piensa. Esa es la esclavitud del siglo XXI.

Hoy, en un acto de valentía o estupidez me he tomado la pastilla roja, he decidido salir de la zona de confort. Quince años de esclavitud que han finalizado. Tengo un sueño y voy a intentar cumplirlo. Deseo que mis letras alimenten mi estómago. Si no lo consigo, tomaré la pastilla azul. La de Matrix, no la viagra...

No dejes de leer

0 comentarios