Sorpresa

By 6:37 ,

                                                                                                                                                 Pintora: Alyssa Monks.

Pero, ¡Quién es este! Y ¿Qué hace en mi cama?

Piensa, piensa ¡Rápido! Ummm. Anoche, copas, música, más copas.

Me suena ese pelo. A ver que me acerco un poco. Oh, oh, oh ¡Mierda! ¡El marido de Isabel! Joder, joder. Va a matarme. Está loca por él.

No suelo caer bien, esto va a ser el final de mi vida social. Me echaran del club y de la asociación de madres. Un momento. Esta no es mi cama, ni mi cuarto...oh ¡Mierda! Estoy en su casa.

Hay alguien en el baño. Piensa. Sal corriendo, busca la ropa.
—¡Claudia! ¿Qué haces aquí?
—Isabel...yo, yo, puedo explicarlo.
—Te dejamos en el sofá ¿Necesitas algo?
—En el sofá...no te entiendo.
—Anoche, estabas fatal y te trajimos a casa ¿No recuerdas nada?
—¿De verdad? ¡Vaya! No, no recuerdo nada ¡Qué bien! Sois los mejores. Voy a recoger mis cosas y me voy. No os molesto más. Lo que no sé es por qué estoy desnuda.
—Ay cielo. Ahí no puedo ayudarte.
—Un misterio. Je je. Me voy. Gracias por todo.

—Cariño, ya puedes levantarte. Se ha ido.
—Parece que no sospecha nada. Eres maravillosa, Isabel. Gracias por el regalo.
—Tú querías la mejor de mis amigas y Claudia sin duda lo es. No creí que fuera a disfrutar, pero te confieso que me ha gustado, cariño. Podría repetir.
—A mí también me ha gustado mucho. Podría aficionarme a esto de los tríos, pero la próxima vez busquemos a una voluntaria, no quiero tener que volver a drogar a nadie.
—Como tú mandes, amor.

No dejes de leer

3 comentarios

  1. ¡Wow! Una historia perversa hasta los huesos. Me gusta, me gusta la naturaleza con la que lo narra. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Wow! Una historia perversa hasta los huesos. Me gusta, me gusta la naturaleza con la que lo narra. Saludos.

    ResponderEliminar