Andar torcido

By 6:15 ,


Recuerdo como fue mi primer pico. La goma, la aguja. La mierda viajando por mis venas a una velocidad de vértigo. La sensación de volar. El dolor desaparecía. A partir del segundo ya no pude controlarlo. Ahora, por unos minutos dejo de ser una escoria. Un desecho.

Yo era bonita. Tenía el cabello ondulado, los ojos almendrados. Un buen cuerpo. Aún hoy, soy a la que más pagan por un rato de sexo barato y vomitivo. No sé cual será el último pero sé como voy a morir. No puedo soportarlo más.

De lo único que realmente me arrepiento es de haber destrozado el corazón de mi madre, creo que se merece descansar. Poder enterrarme y dejar de vivir atemorizada por una llamada que llegará tarde o temprano.

No soy nadie y no creo que alguien llegue a leer esto. Es mi despedida, cutre como el resto de mi vida. Te quiero mamá, no ha sido culpa tuya. El mundo siempre fue un lugar terrorífico para mí. Dolía y quise escapar. No llores. Por fin podré descansar.

Si no eres mi madre y estás leyendo esto, solo un consejo: aléjate de las drogas. Matan...

No dejes de leer

0 comentarios