Blanco y negro

By 5:27 ,

               Imagen: weheartit.com

Tú, una persona. Dos mitades.
Una de día, otra de noche.
Amo, tanto que duele.
Y temo, pues me costará la muerte.
¿Qué hacer? Oh, Dios mío.
Exprimir los pocos minutos que me concedas a tu lado.
O disfrutar de una larga e insufrible vida sin ti.
Mal que me pese, ya tengo respuesta mujer.
No hay ser como tú en este mundo.
Lo sé.
He saboreado cada milímetro de tu piel.
He bebido cada gota de tu esencia.
He poseído de forma salvaje tu cuerpo.
He caído en tu mortal trampa.
Así pues, me entrego al demonio,
que conforma la mitad de tu alma.
Aunque, la vida me cueste…

No dejes de leer

0 comentarios