Luz

By 23:29 ,



Andaba rabiosa, de aquí para allá, con un palo metido en el ojo. Soy de brazo corto y no alcanzaba a sacarlo. Cienes y cienes de personas me vieron. Algunas apartaban la mirada y apretaban el paso. Otras permanecían mirando durante unos segundos con gesto escandalizado y después se marchaban. Otras se acercaban y decían:

—Perdona, tienes un palo en el ojo.
—¡Graaaacias! ¡No me había dado cuenta!

Cada vez mas rabiosa y más frustrada, farfullaba palabras mal sonantes, mientras intentaba alcanzar el palo...

Hasta que llegaste y sin decir nada, me sacaste el palo del ojo. Y en ese momento me percaté de tu luz. Brillabas rodeado de gente gris.

Porque hay gente que brilla con luz natural, gente continuamente a oscuras y gente que brilla con luz artificial.

Tú decides...

No dejes de leer

2 comentarios