Cada mañana

By 13:25 ,

Cada mañana abro la ventana y respiro despacio. Lentamente, inhalo cada partícula de oxigeno que me regala el aire. El sol calienta mis pestañas, los pájaros me dedican su dulce cantar y sonrío. Sonrío porque cada mañana, tengo la oportunidad de vivir un día maravilloso.

—Mariiiiiii. Déjate de tontás y saca la basura, ¡leches! ¡Qué huele que da asco!
—Jooo, mamaaaaa. ¡Te odio! ¡No valoras mi talento!
— ¡Anda ya! La niña tonta esta. Talento, dice. ¡Saca la puta basura y vete a comprar el pescado pa´l potaje! Y ¡no me calientes que te quedas sin botellón!
—Acho, que mala baba que tiene la jodía…

No dejes de leer

4 comentarios