Twist and Shout

By 9:13 ,

                                                                                      Fotografía: Fernando de Julián

Fue en el verano de 1965. Los Beatles pusieron banda sonora a todos nuestros encuentros. Incluido el concierto en la plaza de toros de Las Ventas. Teníamos veinte años y estábamos seguros de que nos comeríamos el mundo. A mi padre no le gustabas. Decía que eras un greñudo sin futuro. Él estaba empeñado en casarme con Esteban, el cual estudiaba medicina y era un chico formal. Y lo consiguió, lo sabes. Terminado el verano de nuestras vidas, te largaste a Londres sin una nota de despedida. Y quise mucho a Esteban, no te equivoques. Y me dió tres hijos maravillosos y una vida plena. Aun así, no he dejado de pensar en ti cada día de mi vida, desde aquel verano del año 65, cuando bailábamos Twist and shout y nos besábamos hasta el amanecer. Esteban nos dejó el año pasado. Me costó encontrarte, vaya vida has tenido. Estaba convencida que vendrías esta noche. Sin embargo, no has aparecido. Parece que nuestro cuento, no va a tener distinto final…

No dejes de leer

3 comentarios

  1. Siempre hay un amor imposible de olvidar,aun armando a otra persona??

    ResponderEliminar
  2. Aun amando!!!!!que harta del teclado este!!!!��

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Siempre. Hay tantas formas de amar...y todas maravillosas. Besos preciosa!

      Eliminar