No debimos

By 2:22 ,

No debimos conocernos. Fue una de esas trampas del destino. A pesar del cartel de neón que tenías encima de la cabeza. De color rosa chillón, con una gran flecha. "Este no" "Este no"
Me quedé boquiabierta, con cara de imbécil, mirando las letras parpadear. Y tú, qué nunca tuviste ego...Al ver mi cara, te acercaste seductor y me dijiste:

—Me miras a mí o te está dando un ictus.

"Guapo e ingenioso" pensé y quedé atrapada en tu telaraña pegajosa. Solo fui capaz de soltar un gruñido en forma de sonrisa. O intenté sonreir y me salió un gruñido. No lo sé, a partir de ese momento cuándo te tenía cerca, perdía el control de mi cuerpo. En mis labios se formaba una curva absurda, como si fuera efecto de alguna sustancia opiácea. Te hacía reir, contestabas disimuladamente a las guarras, perdón, a las amigas que te preguntaban por qué siempre ibas conmigo. Me sentía tu bufón, tu mascota. Daba igual, me llevabas de fiesta en fiesta. Me hacías el amor. Qué más daba. Si yo no cuide mi corazón y mi dignidad. ¿Por qué tenías que hacerlo tú?...

Han pasado tantos años. Todavía apareces en la lista de personas desaparecidas. Pero ya no te buscan. Dejaron de preguntar. Yo tampoco te busco, no porque dejaras de importarme, porque yo, sé dónde estás.

No dejes de leer

0 comentarios